Matemáticas y educación actualizan su relación
X

La efervescencia actual por las matemáticas en la sociedad y la economía impacta de lleno en el mundo educativo. Los modelos tradicionales de enseñanza-aprendizaje de esta materia están reaccionando de forma diversa, compleja y coherente con lo que vive el mundo escolar en un sentido más amplio, agitado por las necesidades de actualización pedagógica, por el cada vez mayor rol protagonista del alumno y por la creciente necesidad formativa de los docentes, en concreto, en esta área.

Conrad Wolfram, tecnólogo británico y uno de los principales pensadores sobre el papel de las matemáticas en la actualidad, afirma que «las matemáticas son fundamentalmente un proceso diferente en la educación que en el mundo real. Hay una insistencia en que hagamos las matemáticas a mano cuando la mayoría de ellas se hace con computadoras. Es algo que no tiene sentido». Según Wolfram, «el 80 % de lo que se aprende en matemáticas no sirve para nada».

Y si lo pensamos quizá, tenga razón: ¿quién de nosotros ha calculado divisiones o raíces cuadradas alguna vez durante su edad adulta? Por su parte, Clara Grima coincide en esa línea, pero lo achaca a la actitud de muchos docentes, que se «conforman con impartirlas de manera casi mecánica», lo que hace normal que los niños las encuentren aburridas o difíciles, y se acaben perdiendo por el camino.

¿Quién de nosotros ha calculado divisiones o raíces cuadradas alguna vez durante su edad adulta?

Quizá la situación se solucione cuando se haga realidad la demanda de John Allen Paulos, quien reclama que el sistema educativo tiene que asumir que «las matemáticas sirven para pensar, no solo para hacer sumas y restas». La influencia de los rankings. PISA o TIMMS, por poner dos ejemplos, son acrónimos de la estandarización educativa. En matemáticas estos análisis de la OCDE tienen un impacto más que definitivo en su presencia en las aulas.

Ante esta situación surgen grandes reflexiones como:

        • ¿Local o global? Las fórmulas de aprendizaje de matemáticas de Singapur ¿pueden funcionar en Chile? Los modelos basados en fenómenos de Finlandia ¿pueden tener éxito en México? Estas preguntas están en el debate actual. Las soluciones de enseñanza viajan desde Asia hasta Europa, desde EE. UU. hasta Latinoamérica. Estas soluciones ¿son efectivas en culturas y sociedades distintas aquellas en las que nacieron? ¿Necesitan una adaptación? ¿Existe una solución global que nos sirva para todos los países? ¿Son realmente globales las matemáticas?
        • El éxito del error. En el viaje del aprendizaje de las matemáticas, tradicionalmente el error era un destino que nadie quería visitar. Ahora es un lugar desde el que cada vez más modelos de enseñanza quieren partir. Que el error no es la ausencia de aprendizaje es una realidad que, además, se instala con fuerza en los procesos didácticos escolares matemáticos –y no matemáticos–.
        • Matemáticas invisibles. El conocimiento y los conceptos matemáticos tienen una presencia cada vez más transversal en el aprendizaje. Conviven con otras disciplinas en propuestas como la STEAM (Science, Engineering, Technology, Arts and Mathematics) y fortalecen nuevas habilidades como el pensamiento analítico, diseño tecnológico y programación, resolución de problemas complejos, razonamiento e ideación, o análisis y evaluación de sistemas. Es decir, cuanta más importancia tienen, menos se ven. Se hacen invisibles, se mimetizan para conseguir sus objetivos. La competencia matemática pierde relevancia en su expresión de repetición, de exigencia memorística, para ganarla en la convivencia con otras habilidades.

Equipo SantillanaLAB

#SantillanaLAB

"#SantillanaLAB es el espacio de conversación en el que todos y todas reflexionamos juntos desde el presente para diseñar la educación del mañana". #elalumnocreayenriquece #siquierespuedes #recursoseducativossomostodos

Inicia sesión para dejar un comentario

¿No estás registrado? Registrar

Debes escribir una respuesta